samedi 1 août 2020

No es de las personas que ostentan grandes cargos, o que poseen grandes honores... es de la gente humilde, humilde en extremo -- mendigos, si se quiere --, de quienes debemos aprender, los Kaspar Hauser de la existencia.

* * *

En sus Senilia, Schopenhauer observa que los pueblos que invadían a otros, o que emprendían una guerra, lo hacían con el mero afán de robarles. Egipto e India, en lugar de invadir al vecino, utilizaban sus fuerzas para erigir monumentos.

Aucun commentaire:

Publier un commentaire